ZONA SHIPPER Charlas a Medianoche

ZONA SHIPPER
Situación temporal: Peter y Olivia enamorados.

Charlas a Medianoche

Walter y Olivia están en la cocina en uno de sus habituales encuentros. Ella, con la taza en la mano, permanece callada, pensativa.
– Un penique por tus pensamientos – dice Walter sacando a Olivia de su ensimismamiento – ¿Ocurre algo?
– Nada…solo estaba pensando en… nada, es una tontería.
– Venga, quiero saberlo… ¿de que va?
– ¿Crees que Peter está bien conmigo? ¿Qué le hago feliz?
– Pero Olivia… ¿cómo puedes preguntar eso? Peter te ama, con locura. ¿Cómo puedes dudar de eso? – Pregunta Walter extrañado, no comprende como Olivia se cuestiona ahora eso.
– Se que me ama, me lo demuestra continuamente, pero… no se, quizás él esperaba algo mas de mi…
– Entiendo… lo que te preocupa es que te compare con la Otra…
– …No soy como ella, conmigo sólo hay problemas…no soy una persona demasiado alegre.
– Peter te quiere y da lo mismo los problemas que tengas, o como seas. Si la Otra era mas divertida, mas simpática ó incluso mas guapa que tú, da lo mismo, Peter está contigo y estoy seguro que no se para a pensar en si se lo pasaba mejor antes. Sólo piensa en como quererte, cuidar de ti lo mejor posible…
– Y eso es lo que me preocupa, que Peter puede echar de menos esa otra vida. Que estar conmigo sea una carga para él
– ¿Y por que piensas eso? ¿Te ha dicho algo Peter?
– No. Pero hay momentos en que pienso que quizás prefiera estar en otra parte…
– Entonces no conoces a mi hijo. Él quiere estar contigo, es lo que siempre ha querido, formar parte de tu vida, cuidar de ti, te ama Olivia, y estoy totalmente seguro que te quiere tal como eres. ¿Por qué te complicas tanto la vida, hija?
– Porque mi vida siempre ha sido así. El ser feliz no es algo que forme parte de mí.
– Has tenido muchos problemas, has sufrido demasiado, pero no tiene por que ser así ahora. Disfruta de este momento, deja que Peter te quiera, que te cuide, no te agobies pensando que quizás quiera estar en otro sitio, está a tu lado y eso es lo que cuenta. ¿De acuerdo Olivia? ¿Me prometerás que no volverás a pensar en eso?
– Si Walter – dice cabizbaja.
– Y si Peter te molesta, ya me encargaré yo de él, con un poco de Brown Betty mezclado con Haloperidol, y ya verás como aprenderá.
– No hace falta –sonríe ella- gracias, me has ayudado mucho. De verdad.
– Pues ve con Peter ahora, y hazme el favor, olvida tus temores y se todo lo feliz que puedas.
– Te voy hacer caso Walter… de verdad que si – dice levantándose para marcharse, pero de pronto, se para, se vuelve y se acerca al científico e inclinándose sobre él le da un beso en la frente – Gracias Walter.
– No hay de qué… me gustan estos momentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s