La Respuesta 3ª parte

La Respuesta
3ª parte

Peter sube al 2º piso, en ese momento Olivia sale de la habitación, lleva su abrigo, preparada para salir.
– ¿Podemos hablar?
– Luego, quiero ir a la oficina.
– Eso puede esperar. Ahora quiero hablar contigo.
– Pero yo no quiero…lo siento.
– Tenemos que hacerlo.
– No, no es necesario. – dice Olivia intentando evitar la confrontación.
– Si que lo es, tenemos que trabajar juntos y no estamos cómodos.
– No importa, aprenderemos a hacerlo. Eso no es problema para mí.
– Pero para mí si. Y quiero aclararlo contigo, quiero explicarte algunas cosas.
– No hace falta que lo hagas, no es necesario… ¿podemos irnos?
– No, aún no. Se que te he hecho mucho daño. Soy incapaz de alcanzar a comprender todo por lo que pasaste en el Otro Lado, todo lo que sufriste y entiendo que te sentías sola, saber que nadie aquí se había dado cuenta de tu ausencia debe ser doloroso…y mucho. Reconozco mi culpa, y comprenderé que no quieras volver a ser mi amiga, entiendo que estar a mi lado debe ser una tortura.
– Quizás mi comportamiento no ha sido del todo correcto. Lo siento, no tienes porque disculparte.
– Tengo que hacerlo, lo necesito Olivia, necesito que me escuches.
– Creo entender que quieres decir y mira, no importa, ya está todo bien.
– No, no lo esta. Quiero pedirte perdón, si Olivia, lo tengo que hacer. No te reconocí, En mi defensa debo decir que Bell apareció contigo…con ella en el teatro ¿cómo iba a suponer que nos engañaría?
– Lo cierto es que no se lo que pasó… quizás perdimos el conocimiento…
– Eso no lo dijo cuando llegó… si hubiese dicho algo… Pero a lo que iba, se que estas enfadada, y mucho por no ver la diferencia entre las dos. Hemos vivido tantas cosas juntos que tenía haberlo hecho. Creía que lo sabía todo de ti, bueno, al menos pensaba eso… Todas esas conversaciones que tuvimos, tu forma de ser, tus gestos…
– Lo entiendo Peter…ya me lo dijiste, era una nueva etapa, creías que yo era así cuando…
– Estabas enamorada, si, pensé que te hacía feliz.
– Bien, esta conversación ya la hemos tenido, no podemos estar volviendo sobre lo mismo una y otra vez.
– No… no quiero dejar esto así, tengo que explicarte que me siento mal, que estoy tan arrepentido de no haberte visto, de no haber comprendido ciertas cosas. Siento confundir la forma en que tomas el café, se que te hago daño cada vez que ocurre algo así, y que me evitas cada vez que te miro. No será ya lo mismo entre nosotros, se que te sientes obligada a estar a mi lado, para protegerme, para luchar por los dos Universos, para evitar la guerra…
– Si, esa es mi principal prioridad.
– Y si no fuese por eso, me marcharía – continua Peter provocando que Olivia levante la mirada, no se esperaba eso, que desapareciera de su vida, eso no se lo había planteado.
– Peter, yo…
– Me marcharía, si, pero me voy a quedar, para compensar todo el daño que te he hecho, aunque tarde años en hacerlo.
– No me debes nada… siento haber perdido el control, aquel día en el jardín de Roland, no tenía que haber pasado. No tienes ninguna obligación hacia mí…
– Si que la tengo… aunque no me creas, eres importante para mi y nunca te dejaré sola. Estaré ahí para todo lo que necesites, aunque me rechaces, incluso cuando no quieras hablar conmigo o discutamos por cualquier tontería… no me alejaré de ti. Y cuando termine todo, no me iré… Nunca me perderás de vista. Te lo prometo Olivia.
– Lo se, comprendo tus motivaciones, pero entiende que aún no puedo darte una respuesta, no puedo decirte cuando sentiré que todo está bien, que puedo volver a confiar en ti, en Walter o cualquiera, mi vida se ha vuelto del revés, y eso ya ocurrió hace dos años, y más aún desde estos últimos meses. Te aseguro que intentaré no mostrarme tan irritante contigo. Lo siento, de verdad. Siento que te haya molestado mi mal humor.
– Olivia, tú no tienes porque disculparte.
– Si, si que tengo que hacerlo, no quiero que te sientas culpable, que te castigues por algo que ya pasó…Olvídalo Peter. Hay otras cosas más importantes en las que pensar que estar recordando continuamente los errores que cometimos.
– Errores que forman parte de nuestras vidas y no se pueden olvidar tan fácil.
– Tienes que darme tiempo.
– Bien, lo entiendo…- contesta Peter con una sonrisa, cree que ha avanzado algo.- Sólo quiero que todo vuelva a ser como antes, aunque supongo que pido mucho. – Olivia baja la mirada con timidez, las palabras de Peter han logrado que vea una pequeña luz al final del túnel. De pronto, un ruido de cristales rotos la saca de sus pensamientos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s